jueves, 7 de abril de 2016

Pizza vegetal

No se vosotr@s pero a mi ya me ha llegado la época de empezar a pensar en perder esos kilos de más de cara al veranito, así que toca preparar recetas ligeras pero no por eso voy a renunciar a algún caprichito de vez en cuando. Así que si queréis comeros una pizza pero sin excederos más de la cuenta probar esta que seguro que no os decepcionara.

Yo he usado brocoli, coliflor y zanahoria pero podéis usar cualquier otra que prefiráis.


INGREDIENTES

Para la masa: (cantidades para dos bases)

200 gr de agua

50 gr de aceite de oliva virgen extra

2 sobres de levadura de panadería

400 gr de harina de fuerza

1 cucharadita de sal

Para el relleno:

Unas ramas de brocoli cocido

Unas ramas de coliflor cocida

Un puñado de rodajas de zanahoria cocidas

Salsa de tomate (mejor si es casera)

Orégano

Queso rallado

Lo primero que haremos es preparar la masa, mejor hacerla con un par de horas de antelación ya que hay que dejarla levar durante un buen rato.

Hacemos un volcán con la harina mezclada con la sal y los dos sobres de la levadura, vamos poniendo el resto de los ingredientes en el centro. Lo amasamos todo bien hasta que la masa esté bien ligada.

Hacemos una bola con la masa y la ponemos en un bol tapada con un paño limpio. La dejamos reposar al menos una hora o hasta que doble su volumen.

Mientras cocemos las verduras, yo he escogido brocoli, coliflor y zanahoria pero se pueden poner las que más os gusten.

Cuando la masa haya doblado su volumen la sacamos del bol comenzamos a amasarla de nuevo. Dividimos la bola en dos y con ayuda del rodillo las vamos extendiendo poco a poco la masa para darle forma.

Una vez bien extendida y ya colocada en la bandeja del horno dejar que leve otro rato más.



Con una cuchara esparcimos la salsa de tomate sobre la base hasta cubrirla bien y espolvoreamos con un poco de orégano. Vamos colocando encima las verduras, la cantidad al gusto. 



Le ponemos un poco de queso rallado por encima de las verduras y espolvoreamos con otro poco de orégano.

Metemos en el horno precalentado a 200º y dejamos que se haga entre 10 y 15 minutos.

La sacamos y ya tenemos lista una saludable y deliciosa pizza que podemos comer sin sentirnos nada culpables!!




No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada