sábado, 26 de diciembre de 2015

Tronco de navidad relleno de turrón

Este año para nochebuena toca postre clásico y que hay más clásico que el típico tronco de navidad relleno de una crema de turrón de jijona.

A veces lo de siempre es lo que más triunfa, yo lo rellene de una crema de turrón pero admite infinidad de rellenos, chocolate, crema pastelera, buttercream, mermeladas...todo depende de vuestro gusto y vuestra imaginación.

Y con esta receta os deseo felices fiestas a tod@s!!!! que se cumplan vuestros deseos en navidad y durante todos los días del año!!



INGREDIENTES

Para la plancha de bizcocho:

4 huevos (separadas las yemas de las claras)

120 gr de azúcar

120 gr de harina

Una pizca de sal

Para el relleno:

200 gr de turrón de jijona

250 gr de nata para montar 35% M.G

3 hojas de gelatina

Para el almíbar:

50 gr de mermelada de melocotón

50 gr de agua bien caliente

Para la cobertura y la decoración:

200 gr de nata para montar 35% M.G

200 gr de chocolate fondant

50 gr de mantequilla

Fondant rojo, verde y blanco para hacer las hojas y las setas


Para preparar el bizcocho ponemos en un cuenco las yemas y en otro las claras y las reservamos.

Batimos las yemas junto con el azúcar. Echamos la pizca de sal a las claras y las montamos a punto de nieve.

Incorporamos las claras a las yemas con movimientos suaves y envolventes para que no bajen.

Agregamos la harina y mezclamos.

Vertemos la mezcla en un molde cuadrado de 30x35 forrado con un papel y horneamos con el horno precalentado a 170º unos 15 ó 20 minutos. Lo sacamos cuando este listo lo enrollamos ayudándonos del papel de horno y lo dejamos enfriar.

Ponemos las hojas de gelatina en un bol con agua fría para rehidratarlas. Mientras ponemos la nata en un cazo junto con el turrón desmenuzado. Removemos hasta que el turrón se deshaga, si queda algún trocito no pasa nada, Cuando esté listo retiramos del fuego, añadimos las 3 hojas de gelatina escurridas y removemos hasta que se disuelvan. Dejamos que enfríe y espese.

Para preparar la cobertura ponemos a derretir al baño maría la nata con el chocolate, cuando se derrita añadimos la mantequilla y removemos bien. Dejamos enfriar y esperar.

Mezclamos la mermelada con el agua bien caliente para preparar el almíbar, lo colamos y reservamos.

Con todo listo es hora de empezar a montar nuestro tronco. lo primero desenrollamos la plancha de bizcocho una vez fría con cuidado de que no rompa.

Con ayuda de un pincel la vamos bañando por dentro en almíbar. La cantidad que echéis dependerá si os gusta más seco o más mojado.

Extendemos el relleno, podemos hacerlo con una cuchara o usar la manga pastelera, dejando un par de centímetros sin cubrir en los extremos para que cierre mejor.

Volvemos a enrollar el bizcocho pero esta vez despegándole con cuidado el papel del horno. Lo colocamos en la bandeja donde lo vamos a servir poniendo un poco de papel en los lados del plato para no ensuciarlo al poner la cobertura.

Cortamos los extremos del tronco. Un extremo lo cortaremos recto para poner en el lateral el otro lo cortamos en diagonal para poner en la parte superior. Podemos usar un poco de la crema de chocolate para pegarlo.



Cubrimos nuestro tronco con el chocolate con cuidado no cubrir los extremos. Una vez bien cubierto hacemos la textura. Con un palillo podemos hacer unos círculos y con un tenedor las rayas del tronco.

Yo usé un poco de fondant para hacer las setas y la hoja pero también queda muy bonito simplemente espolvoreándolo con azúcar glass simulando la nieve  o acompañado con algunos frutos rojos.




lunes, 21 de diciembre de 2015

Cookies de nuez piña y papaya

Cuando voy a la compra y tengo algo de tiempo (rara vez se da el caso, pero a veces pasa) me gusta mirar los estantes del supermercado sin buscar nada en particular, sólo busco ideas, miro cosas que no he probado nunca y pienso a que platos o postres los podría añadir para conseguir sabores diferentes y originales. 

Este verano vi que habían traído en lidl una gran variedad de bolsitas de frutas deshidratadas, mango, bayas goji, coco, papaya, arándanos...las probé en ensalada, con los cereales y hasta en el pan casero pero la verdad que como más partido les estoy sacando es añadiéndolas a la masa de las galletas, me encanta variar las galletas combinando diferentes frutos secos con trocitos de frutas deshidratadas y si les añades alguna clase de chocolate ya es la culminación del sabor!! 

Aquí os dejo estas que son de papaya y piña con trozos de nueces y chocolate blanco, en este caso las bolsas de papaya y piña las encontré en carrefour.



INGREDIENTES

250 gr de mantequilla

350 gr de harina

280 gr de azúcar moreno

2 huevos

225 gr de chocolate blanco el trocitos

175 gr de nueces picadas

115 gr de papaya y piña deshidratada (o cualquier otra que os guste) 

1/2 cucharadita de bicarbonato

Mezclamos los huevos junto con el azúcar y la mantequilla a temperatura ambiente. Echamos en el bol el choco blanco, las nueces y la fruta deshidratada en trocitos.

Vamos echando poco a poco la harina con el bicarbonato. Amasamos hasta que consigamos una masa blanda que no se pegue demasiado a las manos.

Extendemos la masa en una superficie enharinada para que no se pegue y vamos cortando las galletas y poniéndolas en la bandeja del horno. No deben quedar demasiado finas más bien gorditas.

Las metemos en el horno precalentado a 180º y dejamos que se hagan unos 15 minutos, eso depende de cada horno. No deben quedar demasiado tostadas por que quedaran duras, mejor sacarlas cuando empiecen a dorar sin que se pasen demasiado y luego dejar enfriar completamente para que acaben de endurecer.