jueves, 29 de mayo de 2014

Tallarines con beicon y anchoas

Es tiempo de dietas y operaciones bikini pero aún así no podemos dejar de lado las pastas, eso si, lo mejor es comerlas con salsas ligeras y que aporten un montón de nutrientes como esta.

Os cuento una curiosidad que leí ayer que me llamo mucho la atención, en un reportaje sobre controlar el apetito decían que una forma muy eficaz de reducir el hambre y las ganas de picar entre horas era poner una luz azul en la nevera, si si, como lo leéis, una luz azul. Según explicaban en el reportaje, el color azul no se encuentra entre la gama de colores habituales de los alimentos sanos, por lo tanto, si el cerebro ve un alimento con tonos azulados entiende que no es comestible o esta en mal estado y envía señales para que el cuerpo lo rechace. Yo ahí os lo dejo, no os puedo decir si funciona o no por que no lo he probado, así que si probáis ya me contareis.


INGREDIENTES

450 gr de tallarines

5 filetes de anchoa en conserva escurridos

1 cebolla picada finamente

2 dientes de ajo picados

175 gr de beicon cortado en dados

225 gr de champiñones cortados en láminas

6 aceitunas negras deshuesadas y cortadas por la mitad

Un puñado de parmesano rallado (o otro queso rallado que os guste)

Aceite, sal y pimienta

Calentamos en una sartén un poco de aceite, añadimos la cebolla picada, el ajo picado y el beicon cortado en dados. Sofreímos a fuego lento removiendo a menudo hasta que la cebolla esté transparente.

Incorporamos a la sartén los champiñones, las anchoas (podéis cortarlas a la mitad) y las aceitunas. Sazonamos con sal y pimienta y lo dejamos hacerse unos 5 minutos.

En una olla ponemos agua con un poco de sal y lo llevamos a ebullición. Cuando el agua comience a hervir echamos los tallarines. Los dejamos unos 8 minutos o hasta que estén al dente.

Cuando este listo escurrimos la pasta, la mezclamos con la salsa y la espolvoreamos con el queso rallado.

Podemos decorar con unas aceitunas y un poco de albahaca.



3 comentarios:

  1. Déjate de experimentos....jajaja ¿crees que una simple luz azul me va a quitar el apetito y las ganas de zamparme un buen plato de tallarines con bacon y anchoas?...Pos no....jajaja. Un plato riquísimo y con ese extra de sabor que le confiere la anchoa. Un besazo y feliz jueves.

    ResponderEliminar
  2. Mmmm!!! Qué buena pinta tiene. Amante de la pasta somos, jejeje. Te invito a que te pases por mi blog que te he dejado un regalo. Espero que te guste. Besos.
    http://tartantula.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar
  3. Tanto tiempo sin pasar por aquí, pero la verdad me ha sido muy difícil, aprovecho este ratito para venir a verte y disfrutar de estos tallarines que por su puesto se ven deliciosos, tendré que probar la mezcla de bacon y anchoas, pero seguro que sabe bueno. Un abrazo.

    ResponderEliminar